sábado, 20 de diciembre de 2008

¿ Qué comemos hoy?

Ausente, como en un viaje.

Miraba el infinito con sus ojos azules; abiertos, perdidos en un horizonte imaginario.

Estaba acompañada y sin embargo se sentía sola...tan sola.

Tenía plena conciencia de su soledad; la hería en el alma como un objeto punzante hiere en la carne; como una puntada dolorosa.

Odiaba la palabra divorcio, la negaba y a la vez la deseaba.

Se imaginó sola y sintió ese escalofrío del terror, la libertad total y sin respaldo ,caminar en la cuerda pero sin red debajo no es para todos se decía.

El miedo paraliza, como un mantra repetía no tengas miedo, no sientas miedo María, y entraba en ella de nuevo, como un tsunami que todo lo arrasa, la sensación de que nada podría estar peor.

No podía un segundo más con ese vacío de sentirse no amada, y de no amar, de no desear y de no generar deseo, ni siquiera ese deseo instintivo que tienen los animales.

Ya ni lo primitivo me queda, y sintió una lagrima caer por la mejilla.

Se veía como un objeto , una cosa que realiza acciones que no quiere realizar. Le había dicho a una amiga hacía dos días " me siento un autómata y nada más" y ahora recordaba eso.

De repente y con toda la furia volvió la idea recurrente de hacía un par de meses.

Hoy me animo , hoy me voy, lo aseveró en su mente con plena convicción.

Una voz ronca, grave la sacó del trance, la voz masculina del desamor .

"Che ¿ Qué comemos hoy?"

Milanesas con puré, dijo sin mirarlo, y se puso a cocinar.

6 comentarios:

Anaïs Ayelet dijo...

Hola Mariano.
No me conoces, pero permíteme una reflexión sobre tu texto (o, al menos, unas palabras sobre lo que suscita en mi tu texto). La forma de amar en Occidente me es ajena. No es que no haya intentado com prenderla, pero es que es terrible! Pareciera que el amor -o la pasión- llevan al matrimonio en vez de surgir a partir del matrimonio (incluso, se llega en algunos casos a convivir antes de la boda para "probar" si el otro funciona (!?)).
La vida en pareja se convierte en una suerte de prueba a ser superada: ¿resistiré con él/ella o se irá todo por la borda?
El amor en Occidente es muy triste.
Por eso se llega a la situación que tan bien retratas. La soledad acompañado, la no mirada del otro.
Espero no haber sido muy entrometida. Mashallah! (es un deseo de suerte)

mariano dijo...

Hola anais ayelet , gracias por pasar y comentar, no fuiste nada entrometida este espacio está para decir lo que cada uno piensa .
En cuanto a tu reflexión creo que la forma OCCIDENTAL que vos comentas aveces funciona y aveces no simplemente eso , después está en cada uno seguir conviviendo o seguir adelante con un matrimonio que no lo hace feliz o no hacerlo, el problema como siempre es no manifestar el cverdadero deseo y no hacerlo realidad , la protagonista de éste relato debería haberle dicho a su esposo que ya no lo ama , el verdadero problema es que algo en ella no la deja y es el miedo, creo yo.

Anónimo dijo...

Perdoooónnnnnn!!!!!???????
Me enfuresco en leer los comentarios y estoy en desacuerdo con ambos.

El amor en occidente o en oriente ES lo MISMO, ES AMOR.

Matrimonio, amor, soledad acompañada, divorcio, miedo, prueba superada, deseos y sueños, blanco y negro, son lo mismo en las 2 mitades...

El amor sucede o no sucede (una frase muy inteligente de alguien que quise mucho)... y ahí es donde esta la verdadera diferencia, no en occidente o oriente...

Saludos a ambos...

No se enojen por mis palabras, como dijo el autor, es un espacio de opinión.

mariano dijo...

Anais habla de la forma de amar , no del amor , parece lo mismo pero no lo es , no el lo mismo el fondo que la forma.Se habla de la forma de oriente y la forma de occidente.
Y no me enojo por el comentario , porque como dijo (el autor) , esteun espacio de opinión, tenés razón. un beso

Anaïs Ayelet dijo...

Estimada o estimada Anónimo: Assalamu aleikum antes que nada. Claro que el amor -como tú bien dices- es lo mismo en ambas mitades, inmcluso el AMOR con mayúsculas. Pero muchos de nosotros -no todos- lo construimos a partir del matrimonio y no antes. Por esto mismo no está sometido a la pasión, el deseo temporario o la comodidad. No vale el decir "ya no te amo" para romper un vínculo. (¡Esto no quiere decir que en Medio Oriente las mujeres no amen a sus maridos o sus maridos no las amen a ellas!)
Esto no significa que las parejas no pasemos por malos momentos, dudas o dificultades; de hecho, tanto el Islam como el Judaísmo tienen institucionalizado el divorcio, la más triste de las cosas lícitas. D´os creó el matrimonio para que el hombre y la mujer sean felices, no dijo que fuese un camino sencillo, dijo que hacía falta que un hombre y una mujer se comprometieran a dar de ellos lo mejor porque con la boda el otro pasa automáticamente a ser la mitad de uno mismo. Si hay en ambos cónyuges el deseo de construir una relación contra viento y marea, de crear una familia y de respetar al otro en sus sentimientos y deseos, será muy difícil que las tentaciones, el aburrimiento y el narcisismo minen esa base. Y si la pasión y el amor no llegan, habrá una relación de intenso cariño, compañerismo y respeto que hará que ambos vivan felices.
El medio Oriente hay de todo: auqnue muchos rezan con ahínco y se dicen fieles a las tradiciones, no son realmente religiosos y creyentes y sólo ven de la religión aquella parte que les conviene. Para todo buen musulmán, sin embargo, el mejor ejemplo de esposo es el profeta Muhammad (P yB) y su relación con las distintas esposas. Él hacía las tareas de la casa, hacía ejercicio con ellas, las llevaba a ver espectáculos -al menos los de su época-,y aseveraba a sus discípulos que el mejor hombre era aquél que era justo y atento con su mujer. Lamentablemente erstos patrones no son los más vistos en Occidente donde toda mujer del medio oriente es oprimida, sojuzgada y encerrada entre cuatro paredes. Hay algunass que lamentablemente lo están (y es una falta grave contra la mujer, la sociedad y la religión), pero no todas estamos así, ni se nos obliga a casarnos con quien no queremos ni la sociedad nos exige -a D´os gracias- "volvernos locas de amor por alguien" para iniciar una relación matrimonial y un afamilia.
Bueno, como verás el tema es muy largo. Gracias por haber leído mi comentario y haberte interesado. Muchos sólo se ríen. Shukkran.

Anaïs Ayelet dijo...

Estimada o estimada Anónimo: Assalamu aleikum antes que nada. Claro que el amor -como tú bien dices- es lo mismo en ambas mitades, inmcluso el AMOR con mayúsculas. Pero muchos de nosotros -no todos- lo construimos a partir del matrimonio y no antes. Por esto mismo no está sometido a la pasión, el deseo temporario o la comodidad. No vale el decir "ya no te amo" para romper un vínculo. (¡Esto no quiere decir que en Medio Oriente las mujeres no amen a sus maridos o sus maridos no las amen a ellas!)
Esto no significa que las parejas no pasemos por malos momentos, dudas o dificultades; de hecho, tanto el Islam como el Judaísmo tienen institucionalizado el divorcio, la más triste de las cosas lícitas. D´os creó el matrimonio para que el hombre y la mujer sean felices, no dijo que fuese un camino sencillo, dijo que hacía falta que un hombre y una mujer se comprometieran a dar de ellos lo mejor porque con la boda el otro pasa automáticamente a ser la mitad de uno mismo. Si hay en ambos cónyuges el deseo de construir una relación contra viento y marea, de crear una familia y de respetar al otro en sus sentimientos y deseos, será muy difícil que las tentaciones, el aburrimiento y el narcisismo minen esa base. Y si la pasión y el amor no llegan, habrá una relación de intenso cariño, compañerismo y respeto que hará que ambos vivan felices.
El medio Oriente hay de todo: auqnue muchos rezan con ahínco y se dicen fieles a las tradiciones, no son realmente religiosos y creyentes y sólo ven de la religión aquella parte que les conviene. Para todo buen musulmán, sin embargo, el mejor ejemplo de esposo es el profeta Muhammad (P yB) y su relación con las distintas esposas. Él hacía las tareas de la casa, hacía ejercicio con ellas, las llevaba a ver espectáculos -al menos los de su época-,y aseveraba a sus discípulos que el mejor hombre era aquél que era justo y atento con su mujer. Lamentablemente erstos patrones no son los más vistos en Occidente donde toda mujer del medio oriente es oprimida, sojuzgada y encerrada entre cuatro paredes. Hay algunass que lamentablemente lo están (y es una falta grave contra la mujer, la sociedad y la religión), pero no todas estamos así, ni se nos obliga a casarnos con quien no queremos ni la sociedad nos exige -a D´os gracias- "volvernos locas de amor por alguien" para iniciar una relación matrimonial y un afamilia.
Bueno, como verás el tema es muy largo. Gracias por haber leído mi comentario y haberte interesado. Muchos sólo se ríen. Shukkran.