domingo, 4 de enero de 2009

Espero

Espero
que broten borbotones
de rosas de tu boca
y tus rincones
se hagan huecos espaciosos, para mi

Espero
que no vuele otro febrero
sin tener , del cielo
ese aguacero
que nos haga confinarnos, como ayer

Espero
que en la sal de tus sudores
y en tus poros
se apaciguen mis dolores
como si fuera un balsamo tu piel

Espero
de vos, ese jadeo bendito
la locura de tu alma
tu apetito
tu devorador y eléctrico mirar.

Espero, por ahora .... espero

5 comentarios:

Anaïs Ayelet dijo...

Buenos días Mariano:
Muy bonita tu poesía, muy sentida, por cierto. ya he visto que a ti se te da bien todo: la narrativa en prosa, la poesía, la narrativa filosófico-ensayística. ¡Y hasta te metes con la teología!
Yo lo que le diría a este hombre, que tanto espera en su poesía, es que vaya a las cosas (sí, como el famoso "argentinos a las cosas" de Ortega y Gasset. En fin, que lo que me parece es que necesita casamiento así puede hacer reales y palpables todas esas cosas maravillosas que siente. Yo lo interpreto como el deseo de amar y ser amado por una mujer -si es un hombre el que escribe-, de hacerla feliz y de ser feliz haciéndola feliz.
Massalama.

mariano dijo...

Anais gracias por eso de que la poesía es bonita, por lo demás yo intento nomás, de ahí a que salga bien hay un mundo de distancia y lo de meterme con la teología sinceramente no fué mi intención meterme en un terreno que desconozco solo quise expresar un sentimiento en eso de que el hombre dice que dios dice, una inquietud como en tantos otros temas tambien tocados de costadito , de teología hay gente que sabe y sabe mucho dejemos a esos que hablen. De todos modos gracias por tus elogios.

Anaïs Ayelet dijo...

¡Oye Mariano, que lo de la teología es un elogio!Justamente no debiera ser propiedad exclusiva de los teólogos, sino patrimonio de la humanidad. ¡Por qué algunos han de estar más capacitados que otros para hablar de D´os? Lo importante es que te interesa reflexionar sobre ello e, incluso, darlo a conocer a los demás para que expresen sus opiniones. Ojalá la gente le diera a D´os la importancia que tú le das. Además, como creo que te refieres a la catedral de Mar del Plata, y conozco muy bien -o bastante bien- esa ciudad, me imaginaba al mendigo allí delante, en las escalinatas.
Que tengas una buena semana.
Anaïs

Mario dijo...

Voy a plagiarte y pasarle esta poesia a una persona que amo mucho.
Buenas lineas, faltamos hombres como tu.
O es muy intensa a la mujer que le escribes...?
Saludos

mariano dijo...

Mario , menos mal que no hay más hombres como yo , vivirían decepcionadas más mujer swi asi fuera . Y plagie nomás , está autorizado, luego intente que nunca s ele ocurra a su amada pasar por esta página, porque se le va a poner fulera la cosa ajaja , un abrazo y suerte con su chica.